ANDREA MINIATURES MARKETPLACE

Custer's, Last Stand

Historical Background

Custer's, Last Stand

Los informes de los exploradores sugerían que los indios estaban moviéndose hacia el río Little Bighorn. El general Alfred Terry, al mando de Custer –quien había tenido verdaderas dificultades en conservar el liderazgo del Séptimo de Caballería– ultimaba planes con el coronel John Gibbon a bordo del vapor Far West, ignorantes de que la columna al mando del general George Crook se había enfrentado (y retrocedido) a guerreros Cheyenes y Sioux en Rosebud Creek.
El 22 de Junio, Terry ordenó a Custer que llevase a sus hombres –alrededor de 600 soldados sin contar porteadores y exploradores– en dirección a Rosebud Creek, hacia el lado norte del valle del Little Bighorn.
Terry y Gibbon esperaban alcanzar el lado norte hacia el 26 de Junio. “No se impaciente Custer, espérenos”, dijo Gibbon a su subordinado. Custer replicó de forma enigmática: “No lo haré”.
En clara alusión al “celo, energía y habilidad” de Custer, le dieron permiso para apartarse de las órdenes escritas en caso de tener “suficientes razones”.
Cuando las huellas y los informes de los exploradores apuntaron a la existencia de un gran campamento indio, Custer cambió de rumbo y, hacia el mediodía del domingo 25 de junio, se preparó para atacar a pesar de que los exploradores le habían avisado de la existencia de fuerzas muy superiores (2.000 o más indios).
En una decisión todavía debatida, Custer dividió su destacamento entre el Captitán Frederick W. Benteen, a quien mandó en busca de más indios en dirección suroeste y el mayor Marcus A. Reno quien se quedó con 140 hombres, con órdenes de atacar el lado sur del poblado. Custer continuó hacia el norte cabalgando a lo largo del risco que bordea el río y destacó un mensajero hacia el tren de equipajes que se hallaba en la retaguardia con 26,000 cartuchos. Cada soldado llevaba 100 cartuchos para su carabina Springfield 1873 y 24 para el revolver Colt. Este sería el último comunicado de su vida. El mensaje decía: “Benteen. Venga aquí. Gran poblado –dése prisa– traiga munición”. El mensajero, el trompeta Giovanni Martini, fue el último hombre blanco que vio a Custer vivo.

Reno cargó hacia las tres en punto cogiendo al poblado por sorpresa, pero un fiero contraataque le hizo retroceder hacia los árboles.
Por su parte Custer y sus hombres combatían cuerpo a cuerpo en la colina del “Último Combate” donde el famoso guerrero sioux Caballo Loco podría haber intervenido en la última de las acometidas.
La batalla duró quizás una hora y media. Custer y todos los hombres bajo su mando –alrededor de 210- perecieron. Los bravos intensificaron entonces sus ataques sobre Reno y sus hombres cavaban trincheras a la desesperada en el risco después de la caótica retirada. El regreso de Benteen sobre las 4:15 había revitalizado a las maltrechas fuerzas de Reno.
El capitán Thomas Weir intentó unirse al destacamento de Custer, visible en la distancia como una nube de polvo y humo, pero fueron casi inmediatamente rechazados por los indios. Los hombres de Reno y Benteen permanecieron sitiados hasta que los indios levantaron el campamento. Sólo supieron del destino de Custer después de la llegada de Terry y Gibbon el día 27 a una “escena de horror sobrecogedor”. George Custer estaba allí tendido, con un disparo en la sien y otro en el pecho, desnudo, como lo estaban la mayoría de los soldados.

Fotografías Historical Background
Historical Background

Custer's, Last Stand Los informes de los exploradores sugerían que los indios estaban moviéndose hacia el río Little Bighorn. El general Alfred Terry, al mando de Custer –quien había tenido verdaderas dificultades...

  • 1
  • 2
  • 3

Mostrar 
23 Productos encontrados







  • 1
  • 2
  • 3

Mostrar 
23 Productos encontrados


> Contacto
+(34) 91 857 00 08

Síguenos en:


HISTORICAL BRONZES       FIGURE INTERNATIONAL MAGAZINE       BLACK HAWK TOY SOLDIER       ANDREA PRESS       ANDREA DEPOT USA       ANDREA EUROPE